Como si se tratara de una nueva versión de las aventuras del italiano Giacomo Casanova, la infidelidad de un hombre chino fue descubierta después de que 17 de sus novias llegaran al hospital al que fue llevado tras sufrir un accidente automovilístico.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Changsha, en la provincia de Hunan, en donde un hombre de apellido Yuan, recibió la visita de 17 mujeres de entre 20 y 40 años de edad, todas reclamando ser su esposa o su novia.

"Estaba preocupada por lo que le había pasado", explicó Xiao Li, una de las 17 mujeres, quien había tenido una relación por 18 meses con el hombre, "Pero de pronto empecé a ver a más jóvenes bonitas llegar y no pude contener el llanto", explicó al diario local Xiaoxiang Chen Bao.

De acuerdo al diario Shanghaiist, el joven mantenía contacto con cerca de 200 mujeres a través de la aplicación WeChat. Además, Yuan se inspiró en la película "Catch Me If You Can", protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hanks, para falsificar documentos y mentir sobre su verdadera identidad.