# 1 DONALD TRUMP

Experiencia. Presidente de la Organización Trump. Nunca ha sido elegido para el cargo.
Dinero recaudado. US$1.902.410.
Estado natal. Nueva York.
Edad. 69.
Religión. Protestante.
Más de 3,5 millones de seguidores

26,5%
popularidad entre los candidatos republicanos

# 2 Ben Carson

Experiencia. Ex neurocirujano. Nunca ha tenido un cargo electivo.
Dinero recaudado. US$10.800.000.
Estado natal. Maryland.
Edad. 63.
Religión. Adventista del Séptimo Día.
Más de 2,5 millones de seguidores
12%

popularidad entre los candidatos republicanos

# 3 JEB BUSH

Experiencia. Ex gobernador de Florida. Se desempeñó como funcionario electo durante un total de 8 años.
Dinero recaudado. US$119.929.898.
Estado natal. Florida
Edad. 62.
Religión. Católico romano.
Más de 255K seguidores
9,5%

popularidad entre los candidatos republicanos

Elecciones. En el período previo al segundo debate del Partido Republicano que será televisado el 16 de septiembre, echamos un vistazo a los candidatos republicanos, sus posturas y su verosimilitud para conseguir la nominación del partido para llegar a la Casa Blanca.

Donald Trump está ganando cada vez más popularidad en Estados Unidos, a pesar de sus polémicas declaraciones sobre las mujeres y los migrantes mexicanos. Mientras tanto, Jeb Bush, su rival más cercano en la carrera por la nominación presidencial republicana, intenta superar al desarrollador de bienes raíces con un conocido apellido y una dirigida agenda conservadora.
"Los candidatos republicanos más populares -Trump y Carson- parecen tener agendas similares. Ellos están aprovechando la alienación generalizada y la incertidumbre dentro de distritos electorales republicanos básicos, especialmente en el lado más conservador del Partido, que cree que Estados Unidos va en la dirección equivocada", dijo a nuestro medio Bates Gill, director ejecutivo del Centro de Estudios de Estados Unidos en la Universidad de Sydney, Australia. "Su mayor diferencia con otros republicanos, más moderados, como Jeb Bush, es que están dispuestos a exponer sus casos con condiciones mucho más extremas y pedir soluciones mucho más radicales en temas como la inmigración, frente a las amenazas yihadistas radicales, enfrentándose a China y el desmantelamiento del actual sistema de salud".

Otro hecho llamativo en esta etapa temprana del periodo electoral es que algunos de los candidatos líderes republicanos no tienen experiencia como funcionarios electos, como es el caso del empresario Donald Trump, la empresaria Carly Fiorina, o el ex neurocirujano Ben Carson. Sin embargo, los tres han estado bien en las encuestas desde el primer debate. Sería casi sin precedentes que un candidato sin experiencia fuera elegido para ganar la nominación, ya que la última persona en hacerlo fue Dwight Eisenhower, quien ganó la votación en 1952 y 1956.

"Él fue un famoso general que había liderado las fuerzas aliadas en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, un elemento de hoja de vida que estos candidatos modernos no pueden igualar", explicó Kyle Kondik, politólogo del Centro de Política de la Universidad de Virginia. "Yo esperaría a que el candidato republicano tuviera el apoyo de los líderes del partido y un pasado en la política electoral, lo que ninguno estos tres [Trump, Carson y Fiorina] parece que tengan. La votación primaria está aún a varios meses de distancia, así que hay un montón de tiempo para que las urnas se muevan de forma drástica y que los candidatos suban y bajen".

Así, el fenómeno Trump, que ha tenido muchas mejores perspectivas que lo que la mayoría de los analistas esperaban, probablemente no dure una vez que los candidatos republicanos conspiren en su contra. Y, como estiman algunos observadores, el actuar del 'Don' se volverá repetitivo, “tal y como su programa de televisión ‘El Aprendiz’". Contrario a él, está el funcionario experto Jeb Bush, con años de trayectoria, pero ¿querrán los estadounidenses votar por otro candidato Bush? Las estadísticas muestran que al público le gusta apoyar a los 'forasteros a Washington, DC", lo que favorecería una candidatura de Walker, Rubio o Kasich. Pero incluso si un republicano gana las elecciones presidenciales de 2016, Estados Unidos no sufriría grandes transformaciones.

"Si un candidato republicano se convierte en el presidente de los Estados Unidos, posiblemente no hayan muchos cambios", dijo Fletcher McClellan, profesor de ciencias políticas en Elizabethtown College. "A menos que un ultra-conservador sea elegido: aun así, sería difícil revertir los monumentos de la política social de Obama como Obamacare y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Del mismo modo, el acuerdo Irán -si es aprobado- será difícil de revertir. Una gran pregunta es si los republicanos seguirían controlando el Senado (muchos republicanos estarán para la elección del 2016) y si es así, si irán a abolir el filibustero para eliminar la obstrucción de los Demócratas de su agenda".

Entrevista
"La marca republicana es más negativa", Fletcher McClellan
Profesor de ciencias políticas en Elizabethtown College, Pensilvania

¿Crees que los republicanos puedan volver a entrar en la Casa Blanca?

– Creo que los demócratas como Hillary, en particular, serían los favoritos, suponiendo que se mantenga una relativa paz y continúe una mayor prosperidad y la popularidad de Obama esté cerca o por encima del 50%. La marca republicana es más negativa que la de los demócratas, a pesar de su control actual del Congreso, sobre todo con cuestiones sociales, y los cambios demográficos que trabajan en contra de ellos. Un duelo entre Clinton vs Bush favorecería a Hillary, ya que la mayoría de los estadounidenses piensan que la presidencia de Bill Clinton tuvo más éxito.

¿Quién es más probable a ser elegido entre republicanos?

– Bush tiene el mayor reconocimiento por su nombre, Walker tiene un historial probado en la defensa de causas conservadoras, particularmente en la represión sindical. Tanto Walker y Rubio son caras nuevas, pero son percibidos como foráneos a Washington.

Experto
"No habrá nominación para los candidatos divisivos", Kyle Kondik
Experto del Centro de Política de la Universidad de Virginia

¿Quién podría ganarle a Jeb Bush?

– Scott Walker, Marco Rubio, y John Kasich probablemente tienen más oportunidades. Candidatos presidenciales que suelen ganar una buena cantidad de apoyo de los líderes de los partidos, y estos tres candidatos están probablemente mejor equipados para competir con Bush por el respaldo de estos líderes. Los líderes del partido no querrán que el partido nomine candidatos más divisivos como Donald Trump, Ted Cruz, Ben Carson, Mike Huckabee, y otros.

¿Tienen que ser conservadores los candidatos para conseguir una nominación?

– Normalmente la persona que gana la nominación recibe el mayor apoyo de los votantes que se dicen llamar "semi conservador". Esos votantes generalmente apoyan al candidato que parece el más elegible y por lo tanto a menudo no es la persona más conservadora en el campo.

 ¿Qué debemos esperar después de los debates?

– Habrán varios debates a lo largo del otoño y hasta el próximo año cuando comience la temporada de las primarias, probablemente en febrero de 2016. Estos foros darán lugar a cambios en las urnas ya que los candidatos impresionarán o decepcionarán con sus actuaciones.