La aerolínea alemana Lufthansa busca salvar su imagen de compañía segura, esto después del accidente en el que se cayó el avión Germanwings A320. 

Según el diario español El País, la compañía perdió un 29% en la Bolsa de Francfort.

Las acciones han perdido un 4,29% en los últimos dos días, hasta los 13,37 euros por acción.

En conferencia de prensa, Carsten Spohr, jefe de la aerolínea mas grande de Europa, buscó reestructurar  la imagen de la empresa y lograr que el accidente ocurrido no la dañe.

“El avión se encontraba en excelentes condiciones técnicas y volaba en perfectas condiciones de seguridad”, dijo Spohr quien admitió que resultaba “inexplicable” que se hubiera producido una tragedia semejante con un avión libre de problemas técnicos, reporto el diario español.