Después de cinco años de una exhaustiva investigación, este martes el Senado de los Estados Unidos dio a conocer su informe sobre los métodos de detención e interrogación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

Aunque el documento original consta de más de seis mil 600 páginas, el Comité de Inteligencia del Senado únicamente dio a conocer 525 páginas del mismo a través de su sitio web, en el que indica que la CIA desinformó a los políticos y a la sociedad estadounidense al señalar que con sus prácticas "habían salvado miles de vidas" después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

La senadora demócrata Dianne Feinstein, presidenta del Comité de Inteligencia del Senado, comentó que "bajo cualquier definición que usemos del término, los detenidos de la CIA fueron torturados" y que era innegable que los métodos utilizados "no fueron efectivos".

Estas son algunas de las prácticas de la Agencia Central de Inteligencia que el documento califica como "brutales"; mismas que fueron empleadas en al menos 119 sospechosos:

* Poner en práctica el "waterboarding" o simulacro de asfixia por agua.
* Obligar al detenido a estar desnudo.
* Colocarle capuchas o sacos en la cabeza al detenido.
* Ponerle cinta adhesiva sobre sus ojos.
* Amenazas de muerte y de carácter sexual.
* Aplicación de descargas eléctricas, quemaduras u otras formas de dolor físico.
* Inducción de hipotermia o lesiones por calor.
* Realización de simulacros de ejecución.
* No proporcionarle alimentos al detenido, ni agua o atención médica.

La investigación comenzó en 2009 y comprende el periodo presidencial de George W. Bush debido a que el presidente Barck Obama ordenó cancelar las detenciones e interrogatorios de la CIA en ese mismo año. Por último, el Senado indicó que el informe íntegro "permanecerá clasificado".