La Comisión Europea desveló este miércoles sus planes para reforzar la defensa de un bloque debilitado tras el Brexit y la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, entre ellos la inversión de 500 millones de euros anuales en investigación militar a partir de 2020.

"Si Europa no se hace cargo de su propia seguridad, nadie lo hará por nosotros", indicó en un comunicado el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, quien abogó por una industria de defensa "fuerte, competitiva e innovadora" para alcanzar "una autonomía estratégica".

La propuesta de la Comisión sobre un Fondo Europeo de Defensa, que deberán validar los 28 mandatarios del bloque en una cumbre a mediados de diciembre en Bruselas, se apoya en una partida para investigación y otra para el desarrollo conjunto de capacidades militares.

Respecto a la investigación, el presupuesto de la UE para 2017 prevé una partida de 25 millones de euros de un total de 90 millones hasta 2020.

A partir de esa fecha, el objetivo de Bruselas es destinar 500 millones de euros anuales.

Este monto se uniría a unos 5.000 millones de euros anuales para que los países del bloque adquieran equipamiento y tecnología militar conjuntamente para reducir su coste, como drones o helicópteros, según el comunicado.

Bruselas también quiere alcanzar un mercado único de defensa "abierto y competitivo" en la UE, para ayudar "a las empresas a llevar a cabo sus actividades en varios países" y a los países del bloque a "obtener la mejor relación calidad precio en el marco de sus mercados públicos de defensa".

La Unión Europea, que empieza a recuperarse del crash financiero de 2008, se enfrenta en los últimos años a una serie de crisis como la voluntad de Reino Unido de abandonar el bloque, la crisis migratoria y los atentados yihadistas en su territorio.

La inesperada victoria del republicano Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos aumentó las preocupaciones de los europeos sobre su seguridad, ya que el presidente electo cuestionó el apoyo de su país a sus aliados de la OTAN si estos no aumentan su gasto militar.