Tensas y sangrientas elecciones se viven en Nigeria. Los ciudadanos del país africano salieron a la calle a emitir su voto ante las amenazas de atentados de Boko Haram. 

El grupo terrorista llamó a los nigerianos a  no votar en las elecciones presidenciales o podrían sufrir severos atentados. De acuerdo a fuentes oficiales, se le acreditan hasta este momento 25 personas fallecidas este día a Boko Haram. 

En un pueblo de Barutai, al menos 23 personas fueron decapitadas con motosierras o quemadas, además dos personas perdieron la vida por los ataques del grupo terrorista que disparó al aire en un local electoral al noroeste de la nación africana, mientras gritaba: "Les advertimos que no participarán en las elecciones. Los masacraremos a todos", según testigos de los asesinatos. 

Por si fuera poco, durante la elección, que fue retrasada seis semanas por la excesiva violencia, el portal de la Comisión Electoral Nacional fue hackeado por un grupo identificado como "cyberejército nigeriano", que colgó el mensaje "La seguridad es solo ilusión" en el sitio web. 

Los nigerianos escogen entre 14 candidatos, aunque se prevé un cerrado resultado entre el actual presidente Goodluck Jonathan y el musulmán Muhammadu Buhari.