Recientemente se dio a conoer el caso de una niña que nació embarazada. Con tan sólo tres semanas de nacida, la menor fue intervenida por presentar dos tumores en la parte del vientre, los cuales resultaron ser dos fetos.

Dicha situación se presentó en un hospital de Hong Kong. Los fetos tenían entre ocho y 10 semanas de gestación con un peso de 14 y 9 gramos.

Un informe presentado por el doctor Yu Kai-man, del hospital Queen Elizabeth de Hong Kong, aclaró que este caso es conocido como "fetus in-fetu", enfermedad que se presenta en uno de cada 500 mil nacimientos.

Este padecimiento no es más que la aparición de fetos no desarrollados en forma de tumor en alguna parte de la anatomía de un recién nacido, se informó en el sitio International Business Times.

El informe concluye que esta anomalía fue imposible de detectar en el control prenatal dado el reducido tamaño de los fetos.

En la galería de fotos podrán conocer más datos de esta condición.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.