Es la primera vez en la historia de Latinoamérica que se otorga a un bebé un certificado de nacimiento con tres padres.

En Buenos Aires, Argentina se registró a Antonio, un pequeño de un año como hijo de un matrimonio lésbico y un hombre que ayudó a la fecundación de una de las madres.

El jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez entregó el jueves el documento de identidad que había sido solicitado por la pareja y el hombre. Los apellidos de los tres no fueron publicados por solicitud de los mismos.

Valeria y Susana, un matrimonio gay de Mar del Plata, al sureste de Buenos Aires, decidió tener un hijo con ayuda de Hernán, quien nunca renunció a su paternidad. Los tres juntos iniciaron el proceso administrativo para inscribirlo a él como padre legal.

Hicieron esta petición al gobierno bonaerense para garantizar a Antonio su derecho a la identidad integral y su derecho a ser reconocido como hijo de sus dos mamás y de su papá, sin que deba resignar ninguno de sus derechos y obligaciones.

"Sabemos que es algo nuevo porque es la primera vez que se da en Argentina y en América Latina y muchos pueden tener algún pesar, pero la decisión que tomamos, aparte de legal y administrativa, tiene que ver con lo humano", declaró Alberto Pérez, según informes del periódico español El País.