Hoy el presidente Barack Obama habló acerca del tiroteo que sucedió en Carolina del Sur, el cual dejó un total de nueve personas muertas.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con ellos ... no son suficiente para transmitir la angustia, la tristeza y la ira que sentimos", declaró el mandatario.

“He tenido que hacer declaraciones como estas demasiadas veces. Comunidades como esta han tenido que soportar tragedias así muchas veces", agregó Obama.

"Personas inocentes fueron asesinados porque alguien que quería infligir daño no tuvo problemas para obtener una arma", aseguró el ejecutivo estadounidense.

Obama reconoció que como país desarrollado no debería existir ese tipo de violencia.