El presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo que no hay excusas para la violencia sin sentido registrada en Baltimore, Maryland.

Las expresiones del mandatario se dieron en una conferencia de prensa después de reunirse con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

"No hay excusa para el tipo de violencia que vimos ayer. Eso no es una protesta. No es una manifestación. Es un puñado de gente que se aprovecha de una situación y tienen que ser tratados como criminales".

El presidente admitió que en los últimos meses se han registrado demasiados casos en los que la Policía interactúa de forma alarmante con personas negras.

Obama dijo que la muerte de varios negros a manos de policías es una crisis que se desenvuelve lentamente. Agregó que no es nuevo, pero ahora existen cámaras y redes sociales, según informes del canal de televisión estadounidense CNN.

Las protestas civiles en Baltimore, se produjeron después de la muerte de Freddie Gray, el hombre negro de 25 años que murió en esa ciudad una semana después de ser detenido y quedar bajo custodia los agentes policiales del mismo estado.