Los bancos griegos reabrirán este 20 de julio, aunque aún con muchas restricciones.

Tras más de 20 días de cierre, los bancos volverán a abrir sus puertas para permitir algunas operaciones en ventanilla como el pago de cuotas y créditos de todo tipo, como deudas al Estado empresas públicas, fondos de pensiones estatales o seguros privados.

El acceso a efectivo a través de los cajeros automáticos seguirá siendo de 60 euros diarios, pero con la novedad de que se permitirá la retirada acumulativa de 420 euros por semana.

Los griegos tendrán acceso a sus depósitos a plazos y a las cajas fuertes, podrán cobrar cheques, incluidos los que vencieron durante el periodo de clausura de las entidades.

Las operaciones al extranjero continuarán siendo muy limitadas, pero se permitirá a los padres que tengan hijos estudiando fuera de sus fronteras enviar hasta cinco mil euros por trimestre y a aquellos que deban abonar gastos médicos disponer de hasta dos mil euros.

En la galería de fotos encontrarán los antecedentes de esta crisis financiera griega. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.