Después de que un hombre noruego se dio cuenta que faltaban 36 mil dólares (33 mil euros) en su cuenta bancaria, descubrió que había sido drogado en un burdel, por lo que su consumo tendrá que ser pagado por un banco.

Un tribunal de Polonia dictaminó que, debido a que esta persona había sido drogada, no podía ser considerado responsable de sus acciones, por lo que ordenó a Sparebank 1 cubrir los gastos que había realizado en el lugar.

Según informes, el hombre identificado como Thorleif R se dio cuenta de su consumo hasta que consultó su estado de cuenta días después de su salida.

El hombre concluyó que había sido drogado, ya que aseguró haber tomado únicamente tres cerveza, por lo que presentó una queja ante la policía local.

Al hombre se le realizaron pruebas de consumo de drogas, sin tener resultado positivo. La oficial Anna Piórkowska aseguró que cuando las pruebas y la denuncia se hicieron ya era demasiado tarde, por lo que la investigación se vio afectada.

Por su parte el club nocturno negaba que el cliente hubiese sido drogado. Sin embargo, imágenes de las cámaras de seguridad del lugar mostraron al barman arrojar algún tipo de sustancia en la bebida del cliente, lo que sirvió para darle la razón, informó el periódico “Gazeta Wyborcza”.