Fuertes tormentas de nieve causaron una serie de avalanchas en el noreste de Afganistán matando, en tan sólo dos días, al menos a 124 personas.

"Decenas murieron como consecuencia del temporal", dijo el gobernador interino de la provincia de Panjshir, Abdul Rahman Kabiri. Las avalanchas comenzaron el martes y aún siguen registrándose, informó el portal de CNN.

Las autoridades reportan más de 29 heridos, 20 desaparecidos y cerca de 100 casas  destruidas. Agregaron que muchos ciudadanos pueden perder la vida si las organizaciones gubernamentales e instituciones no envían la ayuda necesaria.

La cadena de noticias Al Jazeera informó que la razón por la que es difícil llegar a Panjshir es debido a las dos grandes cadenas montañosas que se encuentran en el lugar con un estrecho valle en el medio y un camino dentro y fuera de la provincia.

Panjshir es una pequeña provincia montañosa al norte de Kabul. Sus residentes son pobres y se ganan la vida como agricultores, pastores u operadores de pequeños negocios .