Decenas de migrantes intentaron huir de las autoridades de Croacia, luego que estas se negaran a transportarlos hacia territorio europeo.

En medio del caos, Mohammed Jaffa, un refugiado de Afganistán se derrumbó debido a un ataque cardiaco.

Ante el suceso, reporteros y camarógrafos en el lugar se acercaron auxiliarlo dándole reanimación cardiopulmonar de emergencia (CPR).

Familiares del hombre de 60 años, originario de Herāt, gritaban a los policías por ayuda. Pero estos se negaron a hacer algo.

"Los policías lo golpearon, lo golpearon en el pecho. Son animales”, declaró su sobrino Hassan al periódico británico “The Mirror”.

"Gritamos a la policía que se sentía débil a causa del calor, él estaba luchando por respirar, pero lo empujaron hacia atrás” agregó.

El primero en intervenir fue el camarógrafo Tom Kiefer, de la cadena de televisión alemana “RTL”, quien declaró al mismo medio: "Hice lo que pude para ayudar. Es un completo caos aquí".

Tras reanimarlo, el hombre fue trasladado a un hospital, en donde se informó que estaba estable.