Han pasado casi cuatro meses desde que el avión de Malaysia Airlines, vuelo MH17, fuera derribado sobre el este de Ucrania.

Ahora el primer ministro australiano, Tony Abbott, desea hablar con el presidente ruso, Vladimir Putin, sobre el tema aprovechando las cumbres de la APEC y el G20 que se celebrarán la próxima semana.

El líder australiano hizo referencia a los obstáculos que se han presentado para que los investigadores realicen su labor en la zona del desastre.

Según informa la agencia de noticias Notimex, Abbott insistió en que buscará reunirse con Putin "de una manera u otra" para buscar que Rusia colabore en la investigación sobre la tragedia del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en el cual murieron 298 personas, la mayoría de ellos holandeses, aunque también había muchos australianos.

De acuerdo a datos del sitio, elmundo.es, un equipo recogió recientemente más restos humanos en el lugar, que fueron trasladados a Holanda. Mientras tanto, expertos holandeses y representantes de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) reanudaron la búsqueda de las partes del avión, que fue derribado en Grabovo, cerca de Donetsk.