Un atentado con coche bomba mató a seis personas, entre ellas dos niños, en una región kurda de la provincia siria de Alepo, en el norte del país arrasado por la guerra desde hace cuatro años, indicó una ONG.

El atentado se produjo por la tarde en un puesto de control de las fuerzas kurdas en la localidad de Qitna, precisó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Londres que dispone de una amplia red de informadores en Siria.

Cuatro miembros de las fuerzas kurdas y dos niños murieron en el ataque y más de 10 civiles resultaron heridos.

El ataque tuvo lugar en una ciudad en manos de las fuerzas kurdas, que luchan contra los yihadistas en Siria.

El conflicto en Siria comenzó en marzo de 2011 con un movimiento de protesta pacífica que se convirtió en una rebelión armada, tras la dura represión del gobierno.

La guerra civil entre el régimen de Bashar al Asad y sus opositores se ha visto, sin embargo, eclipsada en el último año por el ascenso de los grupos yihadistas, entre ellos el grupo Estado Islámico, que aprovecharon el caos imperante para conquistar amplias franjas de territorio.

Más de 200.000 personas fallecieron desde el inicio de la guerra, según el OSDH.