El sarampión es una enfermedad infecciosa causada por un virus, la cual se disemina fácilmente de persona a persona. Esto lo conocen mejor los visitantes al parque de diversiones Disneyland, en donde las autoridades luchan por controlar un brote que ha infectado a 59 personas. 

Los primeros casos se dieron a conocer en diciembre del año pasado. La gran mayoría de las personas enfermaron después de haber visitado el parque o haber tenido contacto con alguien que estuvo ahí.

Autoridades han lanzado una advertencia a las personas que pretenden visitar la casa de Mickey Mouse: "Si no están vacunados, procuren no venir", comentó el doctor Gil Chavez, director del Departamento de Salud Pública de California, quien agregó: "Si tienen un niño que no pueda ser vacunado (menor de un año), les recomiendo no llevarlos a lugares como Disneyland ya que esto podría empeorar el brote".

"Hemos tenido en dos semanas y media el mismo número de casos que tuvimos el año pasado. Para este brote especial podríamos ver algunos casos más", informó Chávez en conferencia de prensa.

Al respecto, Suzi Brown, vocera de Disneyland, respondió: "Estamos de acuerdo con el Dr. Chávez que es totalmente seguro visitar Disneyland si ya han sido vacunados". También comentó que la asistencia al parque de diversiones no se ha visto afectada por este brote.