Al menos 33 personas murieron después de que militantes de Boko Haram realizaran tres atentados en el noroeste de Nigeria, África.

Todos los ataques se realizaron en el estado de Borno, al noroeste de Nigeria, una de las áreas más afectadas por el grupo terrorista.

El asalto más fuerte ocurrió por la madrugada cuando hombres armados formaron una barrera en una carretera que se dirige hacia el estado de Damaturu y mataron a más de 20 conductores.

Mohammed Sanda, el legislador federal, declaró que otros militantes del grupo de Boko Haram ya por la tarde, emboscaron y mataron a ocho pasajeros de un camión que se trasladaba desde la capital de Borno, Maiduguri, hacia la ciudad de Baga.

En el último ataque los terroristas quemaron estructuras y mataron a cinco personas, en la ciudad de Damasak. Esta ofensiva se produjo tiempo después de que a los residentes se les había sugerido evacuar la zona.

Este nivel de violencia a atentado con esta región desde hace ya mucho tiempo. Ataques por parte Boko Haram que atenta contra civiles inocentes, informó el canal estadounidense "CNN"