Más de 500 estudiantes de la Universidad de Garissa, en el este de Kenia, permanecen ilocalizables, después del secuestro del campus por integrantes de la red terrorista Al Shabaab, según ha informado el Centro Nacional de Operaciones para Desastres del país africano en su cuenta de Twitter.

Se desconoce cuántos estudiantes permanecen atrapados en el interior de las instalaciones como consecuencia de este secuestro, que ha dejado al menos 15 muertos y más de 65 heridos, varios de ellos de gravedad, según un balance oficial.

Alrededor de las 05:30 (hora local), varios hombres armados entraron en la Universidad haciéndose pasar por fieles que iban a rezar a la mezquita que se encuentra en el campus. Una vez dentro detonaron una bomba y abrieron fuego, según dijo el inspector de Policía, Joseph Boinnet.

Por su parte, el Ministerio del Interior del país anunció a través de Twitter que uno de los integrantes de Al Shabaab que perpetró el ataque fue detenido.

Información en desarrollo...