Por un lado, será la boda de uno de sus mejores amigos. Por otro, se contrapone a todo lo que ha defendido desde el gobierno. 

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, se encuentra en aprietos para decidir su asistencia a la boda de Javier Maroto, vicesecretario de Acción Sectorial del Partido Popular (PP) y amigo suyo. Esto, porque el PP ha mantenido una postura en contra de los matrimonios entre personas del mismo sexo. 

De acuerdo con el periódico español "El Mundo", este tema ha sido debatido intensamente en la cúpula del Partido Popular, del que es integrante Rajoy. No es para menos, el próximo 20 de diciembre es la fecha límite para que se convoque a elecciones generales en España, en las que Rajoy buscará la reelección.

La asistencia de Rajoy podría ser interpretada como un "doble discurso" por parte del PP, ya que recientemente presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional en contra de la "Ley Zapatero", que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Este recurso ya dividió al PP en su momento y Rajoy lo asumió como personal tras las críticas públicas que recibió. 

Para Rajoy, la ley "desnaturaliza la institución básica del matrimonio" y dijo: "Entre la ley y el oportunismo político, estaré siempre con la ley. Y si me equivoco, lo siento muchísimo".