Una mujer siria que viajaba en el mismo barco que Aylan Kurdi, el niño de tres años que apareció ahogado en una playa de Turquía, declaró que su padre era un contrabandista de personas.

Amir Haider, de 22 años, afirmó que Abdullah Kurdi, padre del pequeño, era quien conducía la embarcación en la que viajaban, hasta que se hundió.

La semana pasada, otra pasajera identificada como Zainab Abbas, quien también perdió a dos hijos declaró que Kurdi iba navegando.

Su esposo Ahmed Hadi Jawwad dijo que “Kurdi entro en pánico y aceleró cuando una ola golpeó el barco”. “La historia que dijo no es verdad. No sé lo que lo hizo mentir, quiza fue temor”, añadió.

El hijo menor de Kurdi, Aylan murió ahogado junto su hermano Galip de cinco y su madre, después de que se volcara el barco que los dirigía a la isla griega Kos.

La muerte de Aylan se dio a conocer luego de que su cuerpo varado en una playa de Bodrum, Turquía fuera fotografiado. Fue entonces que Kurdi dijo que el iba sentado con su familia pero que aun así no los pudo salvar.

Tras la tragedia, Kurdi regresó a la ciudad siria Kobane, con el objetivo de enterrar a su familia. Sin embargo, las acusaciones contra él comenzaron, informó el diario británico "Daily Mail".