El polémico empresario estadounidense y aspirante presidencial, Donald Trump, intentó conquistar a la Princesa Diana de Gales tras su divorcio con el Príncipe Carlos; según reveló una periodista británica. 

Los hechos sucedieron en 1992, después del quiebre de la relación entre Diana y Carlos. "Claramente, Trump vio a Diana como un trofeo final y lanzó un bombardeo de flores de orquídeas y rosas al Palacio de Kensington", aseguró la presentadora Selina Scott, quien ha trabajado en medios como: "The Sunday Post", "Sky News" y "Sunday Mail", entre otros. 

Scott entrevistó a ambas personalidades sobre estos hechos. Al ser cuestionada sobre lo que Trump le hacía sentir, Diana de Gales fue muy clara: "Me da escalofrío"

"Ambos se gustaban demasiado, pero nada salió de esa relación", confirmó un vocero de la campaña presidencial de Donald Trump al periódico "New York Post".