El número de muertos por la epidemia del Ébola se elevó a 7.693 muertos y 19.695 casos registrados en los tres países más afectados de África occidental según el balance publicado el viernes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sierra Leona, donde se ha registrado el mayor número de casos, contabilizó 9.203 casos y 2.655 muertos hasta el 24 de diciembre.

En Liberia, que fue el país más afectado durante los primeros meses, se ha reducido la propagación del virus. El 20 de diciembre, el balance era de 7.862 casos, de los cuales 3.384 casos mortales. 

En Guinea, donde la epidemia estalló hace un año, se han registrado 2.630 casos y 1.654 muertes. 

Fuera de estos tres países, el balance de fallecidos a causa del virus permanece prácticamente intacto: seis en Mali, donde el último paciente dio negativo el 6 de diciembre, uno en Estados Unidos y ocho en Nigeria.

En España y Senegal, que se han declarado libres de Ébola, han tenido un caso en cada uno, aunque ninguno de ellos mortal.

El Ébola, uno de los virus más peligrosos en la actualidad, ha golpeado también al personal médico encargado de los pacientes infectados. A 21 de diciembre, 666 médicos y empleados sanitarios se habían contagiado y 366 habían muerto, según la OMS.