Varios artistas británicos han mostrado su malestar debido a que el candidato republicano Donald Trump está utilizando su música sin su autorización.

Familiares del fallecido ex Beatle George Harrison, indicaron que el uso de "Here Comes the Sun" utilizada durante la convención republicana no fue autorizada. 

Esta emblemática canción fue escuchada justamente cuando la hija de Donald Trump, Ivanka, presentaba a su padre. "Fue ofensivo y viola los deseos de los herederos de George Harrison", dijo la familia.

Por su parte, Paul Rodgers también se quejó de que el candidato utilizó sin permiso su canción "All Right Now".

Y días antes, el guitarrista de Queen Brian May, también mostró su molestia porque Trump haya utilizado "We Are the Champions" durante la convención.