Manuel Ramón González, de 61 años, admitió haber tenido relaciones sexuales con su perro chihuahua luego de que su esposa lo atrapara y llamara a la policía. Ella misma lo entregó a las autoridades y su acto se pudo comprobar con las cámaras de seguridad de la casa.

González fue condenado culpable por crueldad animal y zoofilia. Su caso es uno de los tantos que suceden en Florida, cuyas autoridades encargadas tienen que responder aproximadamente 30 mil llamadas por abusos contra animales, informó el tabloide Daily Mirror.

Este es el estado número uno en casos de crueldad animal en Estados Unidos.

En la galería: Los peores casos de crueldad animal jamás vistos. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".