La Policía italiana anunció este viernes que nueve personas fueron detenidas en una operación antiterrorista contra un grupo vinculado a Al Qaeda y otras once están siendo buscadas para su captura.

De las nueve personas, ocho son paquistaníes y uno afgano. Según el fiscal de Cagliari, Mario Carta, la red quiso atentar contra el Vaticano en el 2010.

Las autoridades explicaron que de interceptaciones telefónicas se descubrió que dos de los miembros de la organización formaban parte del grupo que se ocupaba de proteger en Pakistán a Osama Bin Laden, líder de Al Qaeda, quien murió el 1 de mayo de 2011.

La investigación también fue capaz de confirmar que la organización criminal tenía armas disponibles en abundancia y muchos fieles que estaban dispuestos a llevar a cabo actos de terrorismo en Pakistán y Afganistán para luego regresar a Italia, según datos de la pagina oficial de la Polizia di Stato.

Aunque sin citar el nombre, la Policía italiana señala que un miembro del movimiento islamista Tabligh Eddawa se ocupaba de fomentar la recolección de fondos en el norte de Italia entre las comunidades para luego efectuar atentados terroristas.