El día de ayer se celebraron las elecciones porteñas en Argentina, en las cuales resultó electo como jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, del partido opositor Propuesta Republicana. Esta jornada electoral es una de las más importantes en el país antes de las elecciones presidenciales del próximo 25 de octubre.

¿Cuál es la lectura de este resultado y cómo influye en la elección del próximo presidente? Al respecto, conversamos con los analistas mexicanos: el doctor en Relaciones Internacionales, Eduardo Rosales Herrera, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y con el profesor de la Universidad Panamericana (UP), Gustavo Garduño. 

La crisis del Kirchnerismo 

"La realidad es que Argentina ya está cansada de Cristina Fernández porque no ve repuntar la economía en su país", comenta Gustavo Garduño. "[Esta derrota] nos habla de una debilidad política de la presidenta", añade Eduardo Rosales. quien agrega: "Es una expresión del desgaste político que ha sufrido Cristina desde que asumió la presidencia". 

El calendario electoral en Argentina

El 9 de agosto se realizarán las elecciones primarias en las que se decidirá quienes competirán por la presidencia el 25 de octubre.

Ya que Argentina tiene doble vuelta electoral, en caso de que ninguno de los candidatos alcance más del 50% de los votos, los primeros dos punteros pasarán a la segunda vuelta electoral o ballottage, la cual se desarrollará el 22 de noviembre. Y será el 10 de diciembre cuando el nuevo presidente tome posesión. 

El futuro cercano: "Cristina dejará el gobierno, pero no dejará el poder". 

"Aunque puede ser una elección muy cerrada, en Argentina las personas ya quieren un cambio", explicó Gustavo Garduño, de cara a las próximas elecciones presidenciales. 

"En toda campaña presidencial siempre se entra en una fase de un lenguaje fuerte", nos dice Rosales, quien prevee que "van a salir muchas acusaciones, muchos señalamientos. Lo vamos a estar viendo en las próximas semanas y meses". Y finaliza: "Cristina Fernández dejará el gobierno, pero no querrá dejar el poder".