El pasado lunes fue encontrado en Argentina el cuerpo del fiscal Alberto Nisman, quien denunciara a la presidente Cristina Fernández de encubrir a Irán en el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en julio de 1994.

El atentado a la AMIA dejó un saldo de 85 personas muertas.

Al principio, la teoría principal era de que se trataba de un suicidio. Sin embargo, la evidencia encontrada hasta el momento ha desmentido esa teoría. A continuación les presentamos 4 incongruencias del caso del fiscal Nisman, según CNN:

1. Sin rastros de pólvora- Según pruebas científicas, no se encontró pólvora en las manos del fiscal.

2. El arma era prestada- Un empleado de la fiscalía le prestó el arma a petición de este, ya que quería protegerse. Sin embargo, el Registro Nacional de Armas detalló que el fiscal tenía dos armas a su nombre.

3. Puerta del servicio abierta- El cerrajero que descubrió el cuerpo aseguró que la puerta de servicio estaba abierta.

4. Huellas- El departamento de Justicia argentino indicó que se encontró una huella en el pasillo que era un tercer acceso a la residencia del fiscal.