Abdullah bin Abdulaziz al Saud, de Arabia Saudita falleció a los 90 años.

A continuación, les mostramos algunos datos que les ayudarán a entender el país de medio oriente.

Religión:

Islam. Es el país sede de la Mecca, el sitio más importante para los musulmanes ya que es en donde el Profeta Mahoma recibió la palabrá de Alá y Medina; además en donde murió en el año 632.

Pena de muerte

Es el cuarto país en el mundo en considerar la pena de muerte dentro de sus leyes. Entre los delitos que ameritan esta pena se encuentran el adulterio y renunciar al Islam.

Diyya:

Por lo general se traduce como "dinero sangriento" y es una especie de fianza que pagan los acusados de cometer algún delito, incluso asesinatos, para evitar llegar a ser enjuiciados y, probablemente, ser sentenciados a muerte; según información de sitio Slate.

Este procedimiento no es exclusivo del país. Se utiliza en las regiones practicantes del Islam.

Economía

La principal actividad económica del país es la industria petrolera. De acuerdo a National Geographic, Arabia Saudita tiene cerca del 25% de las reservas mundiales.

Derechos Humanos

De acuerdo con la organización internacional Amnistía Internacional, durante el mandato del fallecido Rey Abdullah bin Abdulaziz hubo logros en el campo de los derechos humanos, pero al mismo tiempo hubo graves retrocesos.

En un comunicado dado a conocer hoy, la organización recuerdan logros como la creación de una Comisión Nacional de Derechos Humanos, la inclusión de mujeres en el Concejo Shura (los consejeros del rey) y la creación de universidades.

Sin embargo, la Amnistía Internacional condenó las penas en contra de la libertad de expresión, como el recibido por Raif Badawi, un cibernauta quien se declaró ateo a través de redes sociales. Actualmente está condenado a recibir 50 latigazos cada viernes durante 20 semanas.