Profesores en una universidad de Estados Unidos darán malas calificaciones a los estudiantes en sus materias e incluso en el semestre si ellos utilizan un lenguaje ofensivo en las clases.

De acuerdo con el plan de estudios de varios profesores de la  Universidad Estatal de Washington, se han establecido restricciones claras con las que se prohibe el uso de términos como "macho", "Gente de Color", "ilegales o extranjeros ilegales".

Estos términos han sido prohibidos debido a que varios profesores los consideran agobiantes y aborrecibles.

La profesora Selena Lester Breikss, especificó que las generalizaciones, los estereotipos y el lenguaje despectivo no son aceptables.

Breik agregó: "El uso de racista, sexista, homofóbico, transexuales, xenofóbico, clasista o palabras ofensivas en general, no serán toleradas”, informó el periódico “Campus Reform”.

Esta decisión la tomaron los académicos de la Universidad Estatal de Washington, luego de que la Universidad de California y la Universidad de Tennessee hiciera una propuesta similar.