P { margin-bottom: 0.08in; En México personas no identificadas robaron una fuente radioactiva en el municipio de Cárdenas, en el estado sureño de Tabasco, por lo que la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación de ese país emitió alerta para cinco estados.

Se indicó que la fuente es considerada de categoría 2. Es decir, "en caso de que el material sea extraído del contenedor, se trata de una fuente muy peligrosa para las personas”, detalló en un comunicado Protección Civil federal.

Las estados que se encuentran en alerta a cualquier señal de este material son: Tabasco, Campeche, Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

El hurto ocurrió el pasado 13 de abril, de acuerdo al informe que presentó la empresa Garantía Radiográfica e Ingeniería, S.A. de C.V., a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CONASENUSA).

Los ladrones se llevaron una fuente radioactiva de Iridio-192 marcado como X-571, utilizada en la práctica de radiografía industrial móvil, la cual se encontraba dentro de su contenedor con número de serie 7035.

“El equipo fue sustraído de una camioneta marca Chevrolet, color rojo, placas TC7228-E, en el Municipio de Cárdenas, Tabasco, colindante con los municipios de Comalcalco, Cunduacán y Huimanguillo, en Tabasco, y con el de Reforma, en Chiapas”, detalló el reporte oficial.

La dependencia informó que si la fuente se maneja sin condiciones de seguridad tecnológica o no se protege con seguridad desde el punto de vista físico, podría causar lesiones permanentes a la persona que la manipule o que estuviese en contacto con ella durante un tiempo breve (de minutos a horas).

“Podría ser fatal hallarse cerca de esta cantidad de material radioactivo no blindado durante un periodo de horas a días”, alerta el comunicado de Protección Civil.
 

OTRO CASO DE ROBO DE MATERIAL RADIOACTIVO

En diciembre de 2013, un camión que transportaba equipo médico en desuso y que contenía material radioactivo de baja intensidad fue robado en un expendio de combustible del municipio de Tepujaco, estado de Hidalgo.

De inmediato se activó un protocolo de alerta a las autoridades federales, estatales y municipales, las cuales comenzaron la búsqueda de la unidad, principalmente en los estados vecinos de Querétaro, Veracruz, Estado de México, Tlaxcala, Puebla y el Distrito Federal.

El material fue hallado días después en el Estado de México, a más de medio kilómetro de distancia del camión que lo transportaba y fuera de su contenedor. Una familia que reportó el hallazgo fue valorada por equipos médicos, pero no ocurrió ningún deceso vinculado con este asalto.