La ciudad septentrional de Alepo es uno de los principales campos de batalla de la guerra civil en Siria, que en cinco años y medio ha dejado más de 300.000 muertos.

El régimen sirio lanzó una vasta ofensiva para recuperar los barrios del este en manos de los rebeldes desde 2012.

De la ciudad floreciente y de su casco antiguo reputado en el mundo, sólo queda un paisaje desolador.

Segunda ciudad del país con 2,5 millones de habitantes antes de la guerra, su población ha caído a casi 1,5 millones de personas.

- Una ciudad milenaria -

Alepo, una joya arquitectónica, es una de las ciudades más antiguas del mundo en haber sido habitada de forma constante, desde al menos 4.000 años antes de Cristo, gracias a su estratégica situación entre el Mediterráneo y Mesopotamia.

Especializada en la industria manufacturera, sobre todo textil, esta metrópolis fue la segunda ciudad del Imperio Otomano en el siglo XIX.

En 1979, tras un atentado contra la Academia militar de Alepo atribuido a los Hermanos Musulmanes, Damasco dio la espalda a la ciudad, cuyos comerciantes habían apoyado la revuelta de la cofradía islamista.

Pero en los años 1990, la ciudad volvió a registrar una cierta prosperidad, sobre todo gracias a sus actividades comerciales e industriales.

- Alepo entra en guerra -

Tras el inicio de la revuelta contra el presidente Bashar al Asad, en marzo de 2011, Alepo fue escenario de manifestaciones de estudiantes rápidamente disueltas por las fuerzas de seguridad.

En julio 2012, los rebeldes del Ejército Sirio Libre (ESL), integrado por civiles armados y desertores, penetraron en Alepo y se apoderaron de casi la mitad de la ciudad.

En agosto de 2012, el ejército sirio lanzó una ofensiva terrestre y, por primera vez, aérea.

Alepo quedó entonces dividida entre sectores gubernamentales, en el oeste, donde viven 1,2 millones de personas, y los barrios del este, controlados por rebeldes, donde hay 250.000 habitantes.

El 1 de febrero de 2016, el régimen y sus aliados lanzaron una ofensiva contra los rebeldes en la provincia de Alepo.

Entre julio y agosto, el ejército rodeó los barrios del este de Alepo, imponiendo un bloqueo que provocó escasez de alimentos y carburante.

El 15 de noviembre, tras un mes de calma, Damasco lanzó una nueva campaña militar para retomar el control total de la ciudad.

- Un patrimonio destruido -

La ciudadela de Alepo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986, empezó a ser edificada en el siglo X. Su construcción duró tres siglos.

Pero en julio de 2015, un sector de las murallas de la ciudadela se hundió tras la explosión de un túnel en el casco antiguo.

Anteriormente, el minarete selyúcida de la mezquita de los Omeyas se había hundido y el mercado de Alepo, con sus tiendas, algunas centenarias, había quedado parcialmente destruido por las llamas.