El gabinete de la canciller alemana Angela Merkel ha elaborado planes, respaldados por los alemanes, para ingresar a la campaña militar contra el autodenominado Estado Islámico de Siria. El país enviará aviones de reconocimiento Tornado, aviones cisterna, un buque de guerra y 1.200 soldados a la región. Después de los ataques de París, Merkel decidió dar apoyo a las operaciones francesas contra Isis, que de todas formas no incluirá ataques aéreos. Ivan Katchanovski, cientista político de la Universidad de Ottawa, Canadá, explica a este medio el impacto de la decisión alemana en la campaña militar.

¿Por qué Alemania ha decidido unirse a la guerra contra Isis?
– La decisión es principalmente una respuesta a los ataques de París, que están relacionados con Isis. La decisión fue tomada por el gobierno alemán siguiendo una apelación del presidente francés. Pero Alemania también está motivada por su deseo de jugar un rol protagónico en el escenario internacional después del fin de la Guerra Fría y después de su unificación. La llegada masiva de migrantes y refugiados, la mayoría sirios, es otra de las razones por las que Alemania se ha involucrado en la guerra de Siria.

¿Es este un gran paso para el país?
– Sí, hablando en términos del conflicto. Es probable también que el involucramiento militar alemán haga que este país sea uno de los principales objetivos para ataques de Isis. Los ataques a un avión comercial ruso derribado en Egipto en octubre, y los ataques a París de noviembre realizados por Isis y sus afiliados se hicieron en respuesta a los bombardeos de Francia y Rusia en Siria. Pero la intervención militar alemana se conlleva a otras intervenciones similares anteriores, como en Afganistán, Mali, la exYugoslavia y Libia.

¿Por qué tardó tanto Alemania en unirse a la campaña?
– Estas intervenciones militares de después del fin de la Guerra Fría han roto un tabú de facto el relación al involucramiento de fuerzas militares alemanas en otros países después de la Segunda Guerra Mundial. Pero todavía queda cierta reticencia a desplegar fuerzas militares en el extranjero por el papel que jugó Alemania en la Segunda Guerra. Alemania se opuso a la invasión de Irak de 2003, liderada por EEUU, y no participó en el bombardeo de Libia en 2011. Una reciente encuesta de YouGov/DPA arrojó que el 39% de los alemanes se opone a la intervención militar contra Isis, mientras que un 45% la apoya. Un 71% de los alemanes cree que esta intervención incrementará las probabilidades de que Alemania sufra ataques terroristas.

¿Crees que aumentará la amenaza terroristas en Alemania?
– Es probable que la participación militar alemana haga que se eleve la posibilidad de que Isis ataque Alemania. Los alemanes también pueden transformarse en objetivos. El Ministerio del Interior alemán estima que 760 ciudadanos alemanes se han unido a Isis, y que 200 han regresado. Además, se podrían haber infiltrado al país miembros de Isis haciéndose pasar por refugiados.

¿Podría Alemania marcar una diferencia?
– El tamaño y el alcance de despliegue militar alemán anunciado es de momento relativamente limitado. No hay planes para el despliegue de tropas terrestres para combate directo contra Isis en Siria e Irak. El involucramiento militar de Alemania, de la forma en que se está haciendo, debería tener un cierto efecto, pero es poco probable que baste con eso para vencer a Isis. De todas formas, el tamaño y el alcance de este despliegue podría cambiar significativamente en el futuro.

¿Qué podemos esperar que pase en los próximos meses?

– Es difícil de predecir el curso de la guerra. Esto se aplica tanto a la guerra civil de Siria y a las intervenciones militares de muchos países en esta guerra, incluyendo a Alemania. Pero no es muy probable que la guerra en Siria termine pronto o que Isis sea derrotado en poco tiempo. Los estados occidentales, liderados por Estados Unidos de un lado, y Rusia, Iran y el gobierno de Assad por otro lado, tienen miradas conflictivas sobre la manera de resolver el conflicto en Siria, incluso cuando todos ellos estén amenazados por Isis y lleven a cabo campañas militares en su contra.