El gobierno investigará la influencia de las redes neonazis en las "autoridades centrales" después de 1945, en particular dentro de la cancillería, anunció el ministerio alemán de Cultura.

El objetivo del programa, previsto hasta 2020, es completar la veintena de estudios sobre el mismo tema realizado en algunos ministerios e instituciones.

Un millón de euros estarán destinados a investigar la influencia de las redes neonazis en la cancillería.

Se trata de clarificar la "continuidad personal" en la cancillería antes y después de 1945 -es decir la continuidad en el cargo de ex responsables del Tercer Reich- y la política de reclutamiento y evolución "de las mentalidades y de la cultura política", indicó el comunicado del ministerio de la Cultura.

El estudio apunta en particular a esclarecer el papel de Hans Globke, patrón de la cancillería de 1953 a 1963, que supervisaba el reclutamiento de los funcionarios.

Hans Globke fue considerado como el consejero más cercano del canciller conservador Konrad Adenauer, que dirigió el gobierno alemán del 15 de septiembre de 1949 al 23 marzo de 1963.

Hans Globke, jurista y alto funcionario en el ministerio nazi del Interior, había trabajado en el equipo que endureció las leyes raciales de Nuremberg y colaboró con la redacción del "Código Judío" aplicado en Eslovaquia, país aliado del Tercer Reich.

La influencia de los juristas nazis mucho tiempo después del fin de la Segunda Guerra Mundial y el fin del nazismo en puestos claves de la joven Alemania Occidental es una de las principales enseñanzas de los estudios llevados a cabo en cada ministerio.

Un informe gubernamental publicado a comienzos de octubre reveló por ejemplo que en 1957, 77% de los cuadros dirigentes del ministerio de Justicia eran antiguos miembros del Partido Nacional Socialista (NSDAP), una proporción insospechada.

El más célebre de ellos era el exmagistrado nazi Eduard Dreher, que en 1968 redactó una ley de apariencia técnica que complicó la acción judicial contra los criminales del Tercer Reich, poniendo fin a la casi totalidad de las investigaciones en curso.