Un nuevo pacto entre el Gobierno de El Salvador y la pandilla de los maras se dio a conocer esta semana, esto con el fin de frenar los asesinatos en la zona, informó el diario español El País.

Según ese medio, el exguerrillero Raúl Mijango declaró que el acuerdo se llevó a cabo con los líderes de la organización de los maras. Asimismo, el Nuevo Herald destacó que el sector religioso de El Salvador indicó que no apoyará la tregua si no es transparente y se lleva a cabo de acuerdo a la ley.

Además de las pandillas que afectan la seguridad de El Salvador, otros países se ven amenazados por agrupaciones que llevan a cabo un sinnúmero de acciones delictivas.

Aproximadamente 600 pandillas operan en ambos lados de la frontera de México con Estados Unidos, según el portal Infobae. Ese medio entrevistó al periodista Gustavo Sierra, autor del libro "Sinaloa-Medellín-Rosario", que rata sobre la ruta de la droga en países Latinoamericanos. Este indicó que "el narco es global, es una organización que tiene presencia en todo el mundo".

Infobae también destaca que Argentina se ha vuelto un punto importante para la operación de organizaciones dedicadas al narcotráfico.

Según la Organización de los Estados Americanos (OAS, por sus siglas en inglés, "las pandillas también pueden tener elementos relacionados con la identidad étnica, cultural o política". Dicha organización detalla que las pandillas se concentran en Panamá con 94 pandillas y mil 385 miembros, Honduras con 112 pandillas y 36 mil miembros, así como Nicaragua con 268 pandillas y cuatro mil 500 miembros.

La OAS también expone que en Guatemala hay 434 pandillas, con 14 mil miembros. Mientras, El Salvador tiene cuatro pandillas con 10 mil 500 miembros en total.

De igual forma, los tiroteos entre pandillas rivales en Colombia es la orden del día. Según el diario colombiano El Tiempo, los enfrentamientos por el control territorial son muy comunes en el suroeste del país.