Cerca de 400 personas originarias de Libia murieron cuando se hundió el bote en el que trataban de llegar a Italia, de acuerdo a la organización Save The Children. 

"Entre los fallecidos probablemente habían niños", aseguró la organización, en base a algunas declaraciones de sobrevivientes rescatados.

Las autoridades italianas han encendido las alarmas por la tragedia, ya que durante los últimos cuatro días han recibido a más de siete mil personas que, de forma ilegal, pretenden ingresar al país, informó el periódico español "El Mundo"

"La guerra lo cambió todo. ¿Había otra salida que este peligroso viaje?", comentó Aali, de 21 años, quien huyó del país después de que un grupo armado asesinara a su hermano y quemara su negocio, según medios locales.

Y es que de acuerdo con el Ministerio del Interior, desde enero de 2015 se han producido más de 120 desembarcos en costas italianas, con más de 18 mil 260 personas. El récord de 2014 fue 20 mil inmigrantes en todo el año, informó el periódico español ABC.