El ataque terrorista en el hotel de Sousse, zona turística de Túnez, dejó al menos 27 muertos y varios heridos, de acuerdo a medios tunecinos citados por el periódico español "El Mundo".

Al menos dos pistoleros armados con Kalashnikov entraron a la playa privada y abrieron fuego contra los turistas. A través de redes sociales se han compartido fotografías de los cuerpos ensangrentados tirados en la playa.

Sousse es una de las principales atracciones de Túnez para europeos y para los locales. Esto sucede tres meses después del ataque al museo El Bardo, en donde murieron 21 turistas extranjeros, de los 24 muertos totales.