Al menos 20 personas murieron el lunes al estallar una bomba en una estación de autobuses de Gombe, en el nordeste de Nigeria, región que suele ser blanco del grupo islamista Boko Haram, anunció la Cruz Roja.

"Se produjo una explosión en el aparcamiento de Duku. Cruz Roja vino con 20 bolsas mortuorias que fueron utilizadas. Seguimos buscando cuerpos de esta matanza", declaró Abubakar Yakubu Gome, secretario de la Cruz Roja en el estado de Gombe.

La explosión tuvo lugar cerca de un autobús al que subían pasajeros, precisó Mato Yakubu, de la Agencia Nacional de Orientación, un organismo de comunicación gubernamental.

El estado de Gombe es vecino de los de Borno y Yobe, las dos zonas más afectadas por la insurrección islamista de Boko Haram, que causó 13.000 muertos y 1,5 millones de desplazados en cinco años.

Los insurgentes ya reivindicaron numerosos atentados en las estaciones de autobuses, tomando como blanco a los pasajeros que se dirigen al sur de Nigeria, poblado mayoritariamente por cristianos.