El gobierno afgano investiga rumores que señalan que el líder supremo de los talibanes, el mulo Omar, ha muerto. Este miércoles, múltiples reportes indican que el hombre de aproximadamente 55 años, que no ha sido visto desde 2001, habría muerto hace dos o tres años de tuberculosis. De todos modos, los talibanes tienen previsto emitir un comunicado sobre este asunto, alimentando aún más las especulaciones sobre el paradero del líder. Fahim Masoud, analista de publicaciones internacionales de la “Internacional Policy Digest” sobre asuntos mundiales y David N. Gibbs, profesor de Historia de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, comparten con Publimetro sus impresiones de la situación.

Fahim Masoud, analista de publicaciones internacionales de la “Internacional Policy Digest”:


¿Quién era el mulá Omar?
– Era un mulo local de Kandahar (N. del T: el apelativo mulá, que va antepuesto al nombre, es un título honorífico que se hace a clérigos de bajo rango), con preocupaciones locales, cuando los soviéticos invadieron Afganistán. Luchó en contra de los soviéticos y cuando estos se fueron de Afganistán, él volvió a Kandahar para seguir con su preparación religiosa. Sin embargo, las condiciones de seguridad lo catapultaron hacia la política nacional cuando sus estudiantes religiosos se reunieron para “luchar en contra de la injusticia y promulgar reformas islámicas en orden para llevar piedad y pureza a Afganistán”.

¿Por qué estos reportes sobre su muerte están siendo tomados más seriamente que otros anteriores?
– Su muerte se está tomando más seriamente porque desde la oficina del presidente de Afganistán la están confirmando. Los reportes previos venían de varias fuentes, pero el presidente no las había confirmado ni negado. A menos de que el presidente de Afganistán sepa algo concreto sobre la muerte del mulá Omar, él no habría salido a anunciarlo al mundo entero. Si es que tal información no es precisa, la oficina del presidente perderá su legitimidad.

¿Por qué el mulo Omar es famoso?
– Es famoso por la creación del movimiento talibán. Ninguna otra persona tiene mayores créditos que él por el surgimiento y la propagación de los talibanes.

¿Es importante su muerte?
– Es significante porque él era la cara de los talibanes. Porque por el hecho de que no hayan ni imágenes, ni videos, ni escritos, ni apariciones públicas, la gente ha creado toda una mitología alrededor de él. Y porque debido a la brutalidad de los talibanes, la gente temía a Omar. Su muerte es un golpe importante a la moral talibán.

¿Qué impacto va a tener su muerte en los talibanes?
– Su muerte va a crear conflictos internos en el grupo por el liderazgo. Van a continuar luchando, pero es certero decir que el grupo pasará tiempos difíciles organizándose y manteniéndose fuerte.

David N. Gibbs, profesor de Historia de la Universidad de Arizona, Estados Unidos:

“La muerte del mulá Omar, si es que se confirma, sería un gran motivo de satisfacción para el ejército de Estados Unidos desde que él asumió el liderazgo durante el tiempo en que ha protegido a Al Qaeda. El hecho de que los Estados Unidos no hayan podido eliminarlo ha sido hasta ahora un gran motivo de frustración. Al mismo tiempo, los grupos guerrilleros como los talibanes operan asumiendo la alta probabilidad de que sus líderes sean asesinados, por lo que son reemplazables. La muerte de Omar podría tener una notoriedad simbólica sobresaliente, con pequeñas implicaciones sustantivas para la guerra en Afganistán y para la política estadounidense. En la discusión pública, es una tendencia personalizar guerras recientes y darle mucha importante a individuos específicos”.