Distintas organizaciones en contra del maltrato animal reiniciaron una petición contra la realización de un Festival en el que se masacran miles de perros y gatos. En un evento que marca el inicio del verano en China.

El gobierno afirmó que había prohibido el polémico festival anual de carne de perro, que se realiza en la ciudad de Yulin, después de que se manifestaran en su contra personas de todo el mundo.

Pero al parecer, el festival sigue en pie, pues funcionarios locales aseguran que los negocios son legales y no pueden dejar de preparar carne en el periodo previo a la celebración del solsticio de verano, que se festeja cada 21 de junio.

Por esa razón, la activista estadounidense Andrea Gung ha vuelto a iniciar una petición en contra del proyecto, y ha sido apoyada por más de 210 mil seguidores, con el propósito de sabotear el “festejo”.

"Fui testigo del Festival de carne de perro en 2014. Algunos perros seguían moviendo la cola cuando fueron asesinados en el matadero” dijo Gung.

Los manifestantes dicen que el festival fomenta un mercado negro sin limites, pues los comerciantes evitan la regulación gubernamental diseñada para evitar la propagación de enfermedades como la rabia, informó el periódico británico “The Independent”.