Autoridades australianas acusan a un hombre de 91 años de tráfico de cocaína.

Victor Twartz, excirujano de Sídney, fue acusado de introducir casi cinco kilos de cocaína dentro de 27 paquetes de jabón.

Según las autoridades, Twartz introdujo las drogas el pasado 8 de julio, procedente de Nueva Delhi, ciudad donde había pasado vacaciones.

El anciano declaró que fue víctima de un engaño y aseguró ser inocente. Por el momento, ha sido puesto en libertad bajo fianza. Sin embargo, podría enfrentarse a cadena perpetua.

De confirmarse el delito, Twartz se convertiría enel traficante detenido más viejo del mundo acusado de tráfico de drogas, informó el periódico "The Sidney Morning Herald".