El Islam permitió que el experto en marketing, Abdelaziz Aouragh, propietario de una “sex shop” en Holanda, abra una sucursal en la Meca, Arabia Saudita.

El Asira es el nombre de la famosa tienda de juguetes para adultos que Aouragh estrenará en asociación con Beate Uhse, una empresa alemana enfocada al entretenimiento para adultos.

“La tienda saudí venderá artículos que mejoraran la atmósfera y la sensación de sensualidad entre marido y mujer”, aseguró el Aouragh.

Hamza Yusuf, un erudito islámico estadounidense, dijo que el Islam no es represivo sobre temas relacionados con el sexo, en contraste con la creencia popular que se tiene.

“Tanto el Corán y los hadices alientan el sexo, siempre y cuando esté dentro de los límites del matrimonio”, dijo Yusuf.

La tienda venderá 18 diferentes juguetes, pero no ofrecerá vibradores ya que el Islam no los permite, según informes del portal de noticias árabe Alyaoum24.