José Serrano, un niño mexicano de 11 años, ganó la atención mundial por la exitosa cirugía en la que le fue removido un tumor "del tamaño de un balón de fútbol". 25 médicos del Hospital Infantil de la Universidad de Nuevo México trabajaron en la cirugía que duró 12 horas.

"El camino para la recuperación será largo y aún tiene muchos retos que superar", comentó Kristean Alcocer, representante de la iglesia First Baptist Church, institución que acompañó en este proceso al niño y a su familia.

El tumor que José tenía en el cuello y en el pecho afectaba su vista. De acuerdo a los médicos, medía cerca de 30 centímetros de ancho y 10 de profundidad. Debido a que la familia de José no tenía los recursos necesarios, fue la First Baptist Church la encargada de recaudar fondos para su operación.