Un gato fue encontrado con un cuchillo de cocina enterrado en la cabeza, afortunadamente los veterinarios esperan que logre una recuperación completa y satisfactoria.

Los hechos sucedieron en la ciudad de Sevastapol, Península de Crimea, un territorio clave en el actual conflicto entre Ucrania y Rusia, en donde Lyudmila Alexeeva encontró al herido felino.

"Cuando lo encontré me impresioné demasiado de ver que aún estaba vivo", aseguró Alexeeva a medios locales. De acuerdo al informe de los veterinarios, el gato se recuperará totalmente ya que el cuchillo no dañó el cerebro del animal, de acuerdo a información del periódico New York Post.