Cerca del 80% de la población de Pakistán se quedó sin energía eléctrica tras un ataque a la principal red de suministro, durante este domingo.

De acuerdo con autoridades, el ataque fue perpetrado por militantes, sin dar a conocer las causas.

Aproximadamente ocho horas después, Abid Sher Ali, ministro de estado para el agua y la electricidad, publicó en Twitter: "Nos hemos recuperado y estamos monitoreando la situación para asegurar la restauración de la electricidad en todo el país lo más pronto posible".

Este es uno de los apagones más graves en la historia del país, el cual cuenta con 182 millones de habitantes.