Una mujer que engañó a su amiga haciéndose pasar por un hombre durante dos años con el propósito de tener relaciones sexuales, fue sentenciada a ocho años de prisión.

Gayle Newland, de 25 años, logró convencer a su víctima tras disfrazarse. Sin embargo, para no ser descubierta, en cada encuentro vendaba a su “pareja” de los ojos.

Las chicas tuvieron relaciones aproximadamente 10 veces hasta que la denunciante se quitó el vendaje y vio que Newland llevaba un miembro falso, de acuerdo con "The Mirror".

Newland, de Cheshire, Inglaterra, declaró al Tribunal de Chester que su demandante, también de 25 años, sabía que estaba fingiendo ser un hombre.

Ella confesó que nunca se vendó para cubrir su pecho, ni cubrió su cabello. Sin embargo, el jurado la declaró culpable de tres cargos de asalto sexual.

Antes de sentenciarla, el juez Roger Dutton la señaló como “una mujer inteligente, obsesiva, altamente manipuladora, mentirosa e intrigante”, según información del diario "The Telegraph".