Militantes del grupo terrorista Estado Islámico destruyeron el templo de Baalshamin, un monumento arqueológico con dos mil años de antigüedad, ubicado en la ciudad siria Palmira.

El director general de Antigüedades y Museos de Siria, Maamoun Abdulkarim, declaró que el atentado ocurrió el domingo. Sin embargo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que esto sucedió hace un mes.

Desde que ISIS tomó posesión de Palmira en mayo, surgieron temores de que los yihadistas demolieran las ruinas de la ciudad.

Según el la cadena británica “BBC”, el templo era de origen romano, dedicado al dios fenicio de las tormentas y las lluvias, el cual había sobrevivido casi sin alteraciones.

Esta no es la primera vez que el grupo terrorista afecta lugares históricos y de alto valor cultural. Anteriormente ISIS destruyó el sitio arqueológico asirio de Nimrud, reseñó el periódico español "El País".

En la galería de fotos le mostramos siete datos sobre la ciudad de Palmira, el próximo patrimonio cultural que ISIS podría destruir. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.