Sospechosa, culpable e inocente y de nuevo sospechosa. Culpable y ahora inocente de nueva cuenta; así ha sido el estatus legal de la joven estadounidense Amanda Knox, originaria de Seattle, Estados Unidos, quien junto a su novio fue acusada de haber asesinado a la británica Meredith Kercher en el año 2007.

A continuación les presentamos siete puntos para entender el caso:

1. 2 de noviembre de 2007

La madrugada del dos de noviembre, la británica Meredith Kercher, de 21 años, es encontrada sin vida en el piso de estudiantes de la ciudad de Perugia, Italia, que compartía con Amanda Knox y Raffaele Sollecito, su novio de hace unas semanas.

2. Amanda Knox y su novio son acusados

En un principio Knox y Sollecito denunciaron que alguien se había metido a la habitación y había cometido el crimen. El 30 de noviembre de ese mismo año, Knox y Sollecito son detenidos, acusados de homicidio y de haber forzado a Kercher a realizar prácticas sexuales.

3. La corte los declara culpables

El 4 de diciembre de 2009 la Corte los halló culpables de asesinato y violación. Amanda es sentenciada a 26 años de prisión mientras que su novio es condenado a 25 años.

4. Un fallo les regresa la libertad

El 3 de octubre de 2011, la corte de apelaciones ordena su libertad inmediata.

5. Que siempre no

En 2013, el 26 de marzo la Corte Suprema de Italia revoca la absolución y ordena un nuevo juicio.

6. La pareja es culpable

30 de enero de 2014. Knox es sentenciada a 28 años y medio de cárcel y Sollecito a 25. Los abogados de Amanda Knox aseguran que apelarán esta sentencia.

7. La pareja es inocente

Este viernes 27 de enero la Corte Suprema de Italia anuló la sentencia a Knox y Sollecito y declinó ordenar un nuevo giro al caso.