Brasil se encuentra sumergido en una nueva ola de protestas y la presidenta Dilma Rousseff, hundida en el peor momento de su presidencia.

Durante este 30 de abril miles de trabajadores rurales jóvenes protestaron en Brasilia, exigiendo una reforma agraria y una reforma política. Además de oponerse a la reducción de la edad para ser procesado penalmente. Ellos se suman a las protestas de maestros que paralizaron el pasado 29 de abril a la ciudad.

A continuación, estos son cinco puntos para entender esta nueva ola de protestas.

1. ¿Quienes se manifiestan?

En esta ocasión son los profesores de la red estatal de enseñanza, quienes mantienen un campamento en la ciudad de Curitiba desde el 27 de abril. Están siendo apoyados por sindicatos de educación de diversos niveles. A la manifestación del 29 de abril se sumaron cerca de 20 mil personas.

2. ¿Qué piden?

Los maestros protestan contra los cambios de las reglas de jubilación en el estado de Paraná. El proyecto de ley impulsado por el gobernador del estado Alberto Richa, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), pretende “ahorrar” casi 574 millones de dólares. Para tales fines, el gobierno de Paraná quiere sacar a 33 mil jubilados con más de 73 años del Fondo Financiero, que se sustenta por el Tesoro estadal, y transferirlos al Fondo de Previsión de Paraná, pagado por los servidores públicos y el gobierno, de acuerdo a información del portal venezolano "teleSUR".

3. ¿Qué ha sucedido?

En la manifestación del pasado 29 de abril hubo cerca de 200 heridos, nueve de ellos de gravedad. Esto cuando los manifestantes intentaron ingresar a la Asamblea Legislativa del Estado mientras se votaba el proyecto de ley, el cual fue aprobado.

4. ¿Cuál es la respuesta oficial del gobierno?

El gobierno encabezado por Dilma Rousseff ha cambiado su discurso al respecto. En marzo de 2014, acusaban a los rivales de la presidenta de hacer una campaña "golpista" en su contra, de acuerdo a lo reseñado por el periódico español "ABC". Sin embargo, en las últimas semanas se ha declarado más "abierto" a escuchar las demandas de la sociedad, así lo informó el vicepresidente Michel Temer en conferencia de prensa.

5. ¿Qué pasa con Dilma Rouseff?

La presidenta se encuentra en el peor momento de su mandato. Su gobierno actualmente tiene entre el 60% y el 63% de desaprobación, mientras que los niveles de aprobación se ubican en el 12%, de acuerdo a información de la encuestadora local "Datafolha".