Aproximadamente 22 mil personas han sido contactadas por los Servicios Nacionales de Salud (NHS), ya que podrían haber sido contagiadas con VIH y Hepatitis B o C, debido a "múltiples fallas en el control de infecciones", realizadas por el odontólogo Desmond D'Mello.

La alarma surgió cuando en agosto de 2013, Amy Duffield, de 23 años, falleció después de haber estado en tratamiento con el odontólogo. Posteriormente, en junio pasado, un delator publicó videos confidenciales de Dr. D'Mello, en los que se mostraba que no tenía cuidado alguno con la higiene.

El odontólogo se encuentra bajo suspensión de sus actividades después de haber trabajado por más de 32 años en la ciudad de Nottinghamshire. Al respecto, la NHS ha puesto a disposición de los ciudadanos ingleses una linea telefónica, a la que podrán comunicarse en caso de creer haber sido afectados.

De acuerdo a las autoridades, el odontólogo dio negativo en las pruebas contra los virus, por lo que "es poco probable que haya habido un contagio directo". Sin embargo, existe un riesgo bajo de contagio.